Padres Autoconvocados y Preventores de Argentina (Padres en la Ruta)

info@padresenlaruta.org.ar

UN SISTEMA SIMPLE

Son muchos los padres que, tras tomar conocimiento de nuestra tarea de prevención solidaria, desean saber como ponerla en marcha en sus propias localidades, ya que compartimos los mismos temores, con respecto a la seguridad de nuestros hijos. Y nos preguntan..¿Cómo se hace para empezar?

La respuesta es simple: solo hace falta tener ganas de ser protagonistas, sin esperar que algún día, algún ente estatal asuma el deber de hacer prevención de verdad. Y ahora, que ya somos muchos los que hacemos estos Controles de Alcoholemia, con los excelentes resultados conocidos, es mucho más fácil realizarlos. Si le pedimos a las autoridades policiales y municipales de nuestras localidades que nos acompañen en esta verdadera sociedad solidaria, ninguno de ellos se negará a hacerlo. Y, por supuesto, se da por descontado que cualquier ser humano que quiera lo mejor para sus seres queridos, comprenderá rápidamente que esta es una hermosa oportunidad de hacer algo para que nada grave les suceda. Y si aparece, como ya sabemos que a veces sucede, algún funcionario desubicado que hable de problemas de presupuesto, falta de dinero, etc., nuestras respuestas son muy fáciles de entender:

 

1) Ese funcionario también tiene hijos, o sobrinos o lo que sea, que corren los mismos riesgos que los nuestros, en sus salidas de fin de semana.

2) Lo que se plantea, erróneamente, como un gasto, debe verse como una mínima inversión, ya que resultan mucho mas caros los resultados de los accidentes: en Argentina, la relación de muertos y heridos en accidentes de tránsito, es equivalente a la caída de un avión, todas las semanas, con más de 100 muertos y 200 heridos, cada vez, y sin que le importe a casi nadie. Y está comprobado que el 50% de los accidentes de tránsito son provocados por conductores alcoholizados, con la consiguiente secuela de gastos de todo tipo: hospitalarios, de horas de trabajo perdidas, indemnizaciones, sepelios... Datos éstos, que sí son relevantes a la hora de hablar de gastos. Y, lo que resulta fundamental, se producen "gastos" de vidas humanas, que no se pueden medir en dinero.

Por todo esto, ningún funcionario debe sentir que invadimos algunas áreas que no nos corresponden. En realidad, lo único que hacemos es asociarnos a las autoridades para que, a través de nuestro trabajo de prevención, que es gratuito, se eviten pérdidas irreparables de vidas humanas.

                                 

3) En cuanto al supuesto costo económico de estos Controles, diremos que, si se quiere, pueden llegar a ser insignificantes, por las siguientes razones: En cada Alcotest es necesaria la presencia de un policía, como mínimo...¡ y como máximo!, porque su única función es  hacer que los conductores se detengan; el resto de la tarea se la reparten los padres/voluntarios. Y su costo es cero, ya que el trabajo de prevención es una de las obligaciones fundamentales de cualquier policía. En cuanto al Alcotest propiamente dicho, puede realizarlo un inspector municipal; pero si no hubiese, por el motivo que sea, cualquier voluntario puede realizarlo (previa habilitación mediante ordenanza municipal),  ya que es sumamente sencillo. La presencia de los bomberos resulta muy importante, pero no es obligatoria; y ellos no cobran. En cuanto a la presencia de médicos y/o ambulancias, es necesaria, pero si no existe la  posibilidad de que participen, la solución es estar conectado con el centro de salud más cercano, por si surge  alguna emergencia. Por último, el mantenimiento de alcoholímetros y accesorios es ínfimo, ya que los modelos más nuevos ni siquiera requieren boquillas, ni pilas (usan baterías recargables). Y un dato más: el costo operativo total, por año, de los Controles de Alcoholemia, aún en el caso de tener que pagar adicionales a  policías o inspectores, es mucho menor al sueldo mensual de alguno de los tantos funcionarios que pululan en las reparticiones públicas, sin que se sepa muy bien que funciones desempeñan.

Por lo tanto, la cuestión es simple: se trata de no esperar más y de ponerse en marcha, pero ya. Porque el precio de esperar, cómodamente, que algún funcionario o ente estatal  haga algo para evitar más muertes evitables, puede ser muchísimo más alto de lo que podamos imaginar.

 

 

PRINCIPAL    Nuestra Historia    Marco Legal    Organización    Un Sistema Simple   Alcoholemia   
Primer Congreso Nacional
     Segundo Congreso Nacional    Tercer Congreso Nacional  Cuarto Congreso Nacional   
Quinto Congreso Nacional   Sexto Congreso Nacional   Séptimo Congreso - Internacional
  Octavo Congreso - Internacional   
Preguntas y Respuestas
    A Vuelta de Correo   Congreso Internacional USAL    Novedades   Alcoholímetros
Red Solidaria (Congreso Joven)
   

Editorial    León Gieco, Padrino    Difusión    Adhesiones    Reconocimientos   Viajes    Anécdotas     Estadísticas   
Prevención 2002 
    " Soledad"    General Deheza     Tierra del Fuego    La Pampa    Santa Fe   Chaco   
Noticias de Argentina   Traductor    El Tiempo    Buscador